Usted está aquí

Back to top
El Arcángel San Miguel

video_obra

Tesoros Cajasur:

El Arcángel San Miguel, Juan de Valdés Leal

Juan de Valdés Leal, junto con Murillo, fue la gran figura del barroco sevillano en la segunda mitad del siglo XVII. Sin embargo, antes de instalarse definitivamente en Sevilla, su ciudad natal, los primeros años de su carrera transcurrieron en Córdoba. Durante este período, su producción artística adquiere marcada personalidad, con un estilo poderoso, un notable gran dinamismo y una gran rotundidad en las figuras. A esta época es la que pertenece la pareja de arcángeles de la Fundación Cajasur, que proceden de la colección del conde de Colomera.

Gracias a la labor de restauración que ha realizado la fundación se puede admirar, con relativa proximidad, la técnica de Valdés Leal en estos últimos momentos de su actividad cordobesa, recuperando además su colorido original. Estas obras además sufrieron burdos repintes que las deformaban por completo.

El Arcángel San Miguel muestra a través de su actitud física una presencia elegante, reforzada por la arrogancia que expresa su gesto de satisfacción al haber triunfado sobre el demonio que yace a sus pies. Su imagen, tal y como preconizaba la ideología de la Contrarreforma, trasmite seguridad y confianza en la lucha contra el mal. El artista ha configurado también una bella imagen en su aspecto físico, otorgándole un atractivo rostro descrito con facciones dulces, enmarcadas por una larga y rizada cabellera negra que cae por encima de sus hombros. Su amable presencia se intensifica merced a la calidad de su vestuario, en el que se armonizan elegantemente aspectos cortesanos y guerreros, configurándose así la presencia de un aristocrático efebo que al mismo tiempo muestra su talante belicoso en la misión de defender la causa celestial.

Interesante es también por un detalle iconográfico poco frecuente en las representaciones de San Miguel. El escudo se adorna con la inscripción “¿Quién como Dios?", que siempre acompaña a arcángel, además de ser la traducción del nombre "Miguel", al que se añade “i su madre”, dotándolo también de un carácter mariano que no suele tener.

05_obra_1000

Título: El arcángel San Miguel
Artista: Juan de Valdés Leal (1622–1690)
Fecha: hacia 1654 o 1656
Técnica: óleo sobre lienzo
Dimensiones: 189 x 124 cm

Curiosidades

04_curiosidad_broches

Ángeles

Quizás para publicitarse dentro de la familia de los Condes de Colomera, dueños de esta obra, Valdés Leal mostró su gran técnica para la pintura cortesana en la que cobra mucha importancia el detalle en la vestimenta. Representa con todo detalle a San Miguel, Príncipe de los ángeles y Capitán General del ejército de los cielos, que porta sus atributos más característicos: la corona dorada —en este caso, la corona de laurel entregada a los célebres guerreros de la Antigua Roma—, las cabezas de angelitos en el broche, cinturón y armadura y las majestuosas alas de águila.

04_curiosidad_cartela

El escudo

En la tradición cristiana, San Miguel siempre porta un escudo que reza “¿Quién como Dios?”, palabras que en hebreo forman el nombre de Miguel, “Mī-khā-'Ēl?”. Valdés Leal añade “I su Madre”, en alusión a la Virgen. Esto es una característica del espíritu contrarreformista, que busca ensalzar las tradiciones y representaciones marianas.

04_curiosidad_corona

Paleta

A partir del Barroco, San Miguel se presenta como un efebo vestido con armadura de gala y lujosas telas. Tiene una actitud reposada tras vencer al demonio que se retuerce bajo sus pies, como si la batalla no le hubiera provocado esfuerzo alguno. Valdés Leal utiliza el color para hacer más efectivo este mensaje. Los tonos suaves y rosados, aprendidos de su compañero de oficio Murillo, brillan frente a los ocres del fondo y de la figura del demonio.

04_curiosidad_pez

Bastón

Para la sociedad eclesiástica y cortesana de la contrarreforma era más importante señalar la jerarquía militar del arcángel Miguel que su espíritu guerrero. Es por esto que en el Barroco se sustituye el atributo de la espada por un bastón de mando, símbolo de poder marcial y social.

El autor

04_autor_valdes

El pintor y escultor español Juan de Valdés Leal (1622-1680), en un retrato de Manuel Cabral y Aguado conservado en la Galería de Sevillanos Ilustres de la Universidad de Sevilla.

Juan de Valdés Leal

Vio la luz en el año 1622 en la ciudad de Sevilla, siendo su padre el orfebre portugués Fernando de Nisa y su madre la sevillana Antonia de Valdés Leal.

De su niñez y de su aprendizaje como pintor poco se sabe, aunque en la Sevilla de su tiempo fueron muchos los que podrían haber sido sus maestros, si bien en sus obras se puede apreciar la influencia de Herrera el Viejo. A sus 25 años lo encontramos en Córdoba, tal vez buscando un mercado menos competitivo que el de su Sevilla natal, y será en la ciudad de la mezquita donde se case en 1647.

De su etapa cordobesa data su primera obra conocida firmada y fechada, se trata del San Andrés de la iglesia de San Francisco. En 1649 vuelve a Sevilla donde recibe su primer encargo de envergadura para las clarisas de Carmona. Terminado este trabajo regresará a Córdoba, donde permanecerá hasta 1656 cuando se instala definitivamente en Sevilla. 1660 será un año importante en la vida del pintor al ser nombrado examinador municipal y formar parte de la Academia creada en la Casa de la Lonja en Sevilla para la formación de pintores y escultores, que llegará a presidir.

En 1684 su salud ya era escasa, si bien pudo seguir recibiendo encargos gracias a la ayuda de su hijo Lucas. El 9 de octubre de 1690 redactará su testamento, muriendo cinco días después.

Contexto histórico

El Barroco

El Barroco es el arte del siglo XVII. Cronológicamente extiende sus inicios hacia final del siglo XVI y perdura hasta la explosión del neoclasicismo en el siglo XVIII. 

La  Iglesia romana vivía una situación difícil tras la escisión del protestantismo. Para remediar este conflicto, el catolicismo siguiendo la doctrina del Concilio de Trento, hace del arte un instrumento propagandístico de las ideas de la Contrarreforma. Era necesario un estilo grandilocuente y ostentoso que moviera a los fieles a la devoción.

Las bases del Barroco están sentadas en el clasicismo anterior: el tema principal es la religión y priman el orden y la geometría. Sin embargo, la iconografía cristiana es tratada en tono teatral y efectista, fácil de comprender. El Barroco es un estilo artístico con un trasfondo ideológico y persuasivo.El Barroco es uno de los movimientos artísticos más singulares y representativos de España. El gran impulso que tomó vino dado también por una necesidad que tuvieron los últimos Austrias de disimular la decadencia de la dinastía y de distraer al pueblo español de la miseria que lo acosaba. Así, el barroco tiene un fuerte componente de propaganda cortesana e institucional.

Juan de Valdés Leal vivió entre los años 1622 y 1690. Nació en Sevilla, pero se trasladó a Córdoba donde aprendió en el taller de Antonio del Castillo y se casó con la también pintora, Isabel Martínez de Morales. Es uno de los artistas más prolíficos y reconocidos del barroco andaluz. Llamado “el pintor de los muertos”, se incorporó con maestría a la rama naturalista del barroco, siendo inconfundibles sus Jeroglíficos de las posimetrías. Sin embargo, también participa del barroco católico y cortesano representado por Rubens o Murillo. Vemos este estilo claramente en las obras El Arcángel San Miguel y El Arcángel San Rafael.

Valdés Leal independiza el color del dibujo. Las líneas a menudo son difusas y las pinceladas sueltas, pero hay un uso de la paleta marcadamente expresivo y sugerente.

Agradecimientos

Leopoldo Izquierdo Fernández, Director Fundación Cajasur y Director Palacio de Viana.
Miguel Vázquez Arjona, Director de Conservación del Palacio de Viana.
Soledad Sánchez Pérez, historiadora de Arte, Inania Creación Audiovisual y Fernando Sendra estudio fotográfico.

Bibliografía

- BASSEGODA, B.: Antonio Palomino y la memoria histórica de los artistas en España. Ciclo de conferencias: Arte barroco e ideal clásico. Roma, mayo-junio 2003. - Catálogo de la exposición Sorolla en negro. Fundación Bancaja. Valencia 2023. - Catálogo de la exposición “Sorolla. Arte de la luz” Museo Sorolla 14 julio 2015-18 enero 2016. - Catálogo de la exposición “Julio Romero de Torres: símbolo, materia y obsesión” Córdoba 2003. - Catálogo de la exposición: Juan de Valdés Leal. Publicaciones de la Obra Social y Cultural CajaSur. 2001 - REVENGA, P. Y PALENCIA, J.M.: Antonio del Castillo en la ciudad de Córdoba. Junta de Andalucía y Diputación de Córdoba. Córdoba 2016. - Ramírez de Arellano, ed.1983, p.404-405; Valverde, 1961, no33; Valverde, 1976, no63; Zueras, 1982, no105; Moreno, 1994, pp.60-61; Nancarrow – Navarrete, 2004, no65, p.264. - VALDIVIESO, E. Y MARTINEZ DEL VALLE, G.: La colección pictórica del Palacio de Viana. Fundación CajaSur. Córdoba 2017. - VALDIVIESO, E. Y MARTINEZ DEL VALLE, G.: La colección pictórica del Palacio de Viana. Fundación CajaSur. (2a edición no publicada)

Las Salas

Sala Julio Romero

sala_julio_01

sala_julio_02

sala_julio_03

sala_julio_04

Sala Barroca

sala_barroco_01

sala_barroco_02

sala_barroco_03

sala_barroco_04

sala_barroco_05

sala_barroco_07

sala_barroco_10

sala_barroco_09

sala_barroco_08

Otras obras

sala_otros_01

 

log-cajasur

log-fundacion

log-palacio-viana