Usted está aquí

Back to top
Arcángel San Rafael

video_obra

Tesoros Cajasur:

Arcángel San Rafael, Acisclo Antonio Palomino de Castro y Velasco

Es esta una preciosa pintura salida de los pinceles del artista cordobés Antonio Acisclo Palomino que era originario de Bujalance. La obra se encuentra firmada en la parte inferior derecha con el monograma de Palomino y la fecha de 1677. Es por lo tanto, esta creación un claro testimonio del espíritu del pleno Barroco del cual Palomino, pintando en Madrid, alcanzó máximos niveles de belleza y elegancia.

Al mismo tiempo, es esta una pintura que posee un claro mensaje catequístico puesto que a este arcángel se le invocaba como "Medicina Dei", es decir el médico que empleaba la voluntad divina para curar a los enfermos y por ello su imagen en pintura estaba siempre en casi todos los hospitales.

La figura distinguida y armoniosa del arcángel muestra claramente su signo, que es el pez con cuya hiel se curó la ceguera del padre de Tobías. Justamente al fondo de la pintura se representa un bello paisaje en el que el arcángel junto con Tobías extraen un gran pez del río que será utilizado en la mencionada curación.

11_obra_1000

Título: Arcángel San Rafael
Artista: Acisclo Antonio Palomino de Castro y Velasco (1655–1726)
Fecha: 1677
Técnica: Óleo sobre placha de cobre 
Dimensiones: 85 x 51 cm

Curiosidades

04_curiosidad_broches

Soporte y formato

Nos encontramos ante un óleo sobre cobre. El cobre como soporte fue muy utilizado en Europa, especialmente en Flandes y Holanda, durante el siglo XVII. Aunque el cobre es muy resistente, presenta dificultades de utilización como la poca adherencia de la superficie, que a menudo se desengrasaba frotándola con ajo. Este material era empleado en pinturas de pequeño formato, como retratos, escenas religiosas o paisajes. Es decir, obras pensadas para el ámbito doméstico y en general ornamental en una habitación o sala pequeña.

04_curiosidad_cartela

Marco

Este carácter ornamental se ve subrayado por la riqueza del marco, casi de mayor dimensión que la propia obra, y que es por sí mismo una delicada pieza de talla ornamental fabricada en madera noble. El marco probablemente sea original o de la propia época, ya que presenta las características del estilo decorativo barroco.

04_curiosidad_corona

Peregrino

Previamente hemos podido ver otros ejemplos barrocos de San Rafael cortesano y triunfal. Aquí encontramos otra representación muy frecuente de los arcángeles como peregrinos. Aunque hay un gran trabajo en el dibujo de las telas, no hay una vestimenta especialmente rica a excepción de las calzas. Destacan el pañuelo, el sombrero y el bastón, elementos característicos del peregrino.

04_curiosidad_pez

Restauración

Gracias a la restauración de la obra se pudieron recuperar los colores con viveza, detalles del paisaje y lo más importante, se descubrió la firma de Antonio Palomino, cordobés que fue pintor de corte y una de las figuras más determinantes para la historiografía del arte español del Siglo de Oro. En su obra El Museo Pictórico y Escala Óptica realiza un compendio de artistas y obras del barroco, esencial hoy en día para estudiar el arte de la época.

El autor

portrait_of_antonio_palomino_1.jpeg

Retrato de Acisclo Antonio Palomino de Castro y Velasco, Juan Bautista Simó

Acisclo Antonio Palomino de Castro y Velasco (1655–1726)

El 1 de diciembre de 1655 nace Antonio Palomino en el pueblo cordobés de Bujalance, aunque siendo aún niño su familia se trasladará a Córdoba, donde su padre le podrá proporcionar estudios teológicos y humanísticos encaminados hacia la carrera eclesiástica.

No sabemos cuándo derivó el interés del joven Palomino hacia el mundo del arte, si bien en su Parnaso, da testimonio de los artistas que conoció y trato en Córdoba, aunque tal vez de ellos, quienes más lo motivaron fueran el sevillano Juan de Valdés Leal y el madrileño Juan de Alfaro, que trabajaron en Córdoba justo en el inicio de la carrera de Palomino como pintor.

A sus 22 años decide dar el salto a Madrid, donde encontrará la protección y amistad de Juan Carreño de Miranda y Claudio Coello, y donde completará su formación gracias a las sólidas enseñanzas impartidas por Jacobo Kresa de geometría y óptica. En 1688 obtendrá el nombramiento de pintor real, que tras el cambio de dinastía en 1700 supuso una nueva etapa en el pintor, los conflictos sucesorios no parece que le afectaran demasiado, por lo que pudo publicar su obra teórica “El museo pictórico” editado en 1715. Tras enviudar continúo su carrera eclesiástica llegando a ordenarse sacerdote. Finalmente, en agosto de 1726 le sobrevino la muerte, siendo enterrado en el convento de la Venerable Orden Tercera de San Francisco en Madrid.

Contexto histórico

El Barroco

El Barroco es el arte del siglo XVII. Cronológicamente extiende sus inicios hacia final del siglo XVI y perdura hasta la explosión del neoclasicismo en el siglo XVIII. 

La  Iglesia romana vivía una situación difícil tras la escisión del protestantismo. Para remediar este conflicto, el catolicismo siguiendo la doctrina del Concilio de Trento, hace del arte un instrumento propagandístico de las ideas de la Contrarreforma. Era necesario un estilo grandilocuente y ostentoso que moviera a los fieles a la devoción.

Las bases del Barroco están sentadas en el clasicismo anterior: el tema principal es la religión y priman el orden y la geometría. Sin embargo, la iconografía cristiana es tratada en tono teatral y efectista, fácil de comprender. El Barroco es un estilo artístico con un trasfondo ideológico y persuasivo.El Barroco es uno de los movimientos artísticos más singulares y representativos de España. El gran impulso que tomó vino dado también por una necesidad que tuvieron los últimos Austrias de disimular la decadencia de la dinastía y de distraer al pueblo español de la miseria que lo acosaba. Así, el barroco tiene un fuerte componente de propaganda cortesana e institucional.

Antonio Palomino (1655 - 1726) fue un pintor cordobés nacido en Bujalance y formado en humanidades y teología. Su familia se trasladó a la capital donde comenzó como aprendiz con Valdés Leal. Tiempo después se fue a Madrid y pudo ingresar como pintor de corte en los años de Carlos II el Hechizado. Pese a la fecundidad artística y a los positivos logros de este monarca, quienes estuvieron en la corte conocieron la inquietud con la que se vivió el final de la dinastía de los Habsburgo. A pesar del espíritu funesto, Palomino y sus compañeros, como Luca Giordano, gozaron de una carrera prolífica bajo la protección real. Sin embargo, como más destaca Palomino es como el primer historiador del arte en España. Su formación humanística le brindó las fuentes necesarias, como Pacheco y Vasari, para elaborar su radiografía del arte y los artistas del Siglo de Oro.

Agradecimientos

Leopoldo Izquierdo Fernández, Director Fundación Cajasur y Director Palacio de Viana.
Miguel Vázquez Arjona, Director de Conservación del Palacio de Viana.
Soledad Sánchez Pérez, historiadora de Arte, Inania Creación Audiovisual y Fernando Sendra estudio fotográfico.

Bibliografía

- BASSEGODA, B.: Antonio Palomino y la memoria histórica de los artistas en España. Ciclo de conferencias: Arte barroco e ideal clásico. Roma, mayo-junio 2003. - Catálogo de la exposición Sorolla en negro. Fundación Bancaja. Valencia 2023. - Catálogo de la exposición “Sorolla. Arte de la luz” Museo Sorolla 14 julio 2015-18 enero 2016. - Catálogo de la exposición “Julio Romero de Torres: símbolo, materia y obsesión” Córdoba 2003. - Catálogo de la exposición: Juan de Valdés Leal. Publicaciones de la Obra Social y Cultural CajaSur. 2001 - REVENGA, P. Y PALENCIA, J.M.: Antonio del Castillo en la ciudad de Córdoba. Junta de Andalucía y Diputación de Córdoba. Córdoba 2016. - Ramírez de Arellano, ed.1983, p.404-405; Valverde, 1961, no33; Valverde, 1976, no63; Zueras, 1982, no105; Moreno, 1994, pp.60-61; Nancarrow – Navarrete, 2004, no65, p.264. - VALDIVIESO, E. Y MARTINEZ DEL VALLE, G.: La colección pictórica del Palacio de Viana. Fundación CajaSur. Córdoba 2017. - VALDIVIESO, E. Y MARTINEZ DEL VALLE, G.: La colección pictórica del Palacio de Viana. Fundación CajaSur. (2a edición no publicada)

Las Salas

Sala Julio Romero

sala_julio_01

sala_julio_02

sala_julio_03

sala_julio_04

Sala Barroca

sala_barroco_01

sala_barroco_02

sala_barroco_03

sala_barroco_04

sala_barroco_05

sala_barroco_07

sala_barroco_10

sala_barroco_09

sala_barroco_08

Otras obras

sala_otros_01

 

log-cajasur

log-fundacion

log-palacio-viana